Reporte entregado por la Asociación de Concesionarias de Obras de Infraestructura Pública, Copsa, muestra un incremento en los flujos de circulación en los primeros ocho meses de 2015.
El transporte de carga en aeropuertos tuvo una leve mejoría en comparación al primer cuatrimestre de este año, pero mantiene una caída de 12,5% respecto de enero-agosto de 2014.

La cantidad de vehículos que transitan por las rutas interurbanas y autopistas concesionadas así como el transporte de pasajeros por los aeropuertos chilenos, sigue en aumento. Así lo refleja el reporte estadístico entregado hoy por la Asociación de Concesionarias de Obras de Infraestructura Pública, Copsa, que da cuenta de los flujos en estas rutas y en los terminales aéreos.

Sólo en las autopistas urbanas, entre enero y julio de 2015, hubo un aumento del flujo vehicular de 8,7%, superior al 7,6% que observamos en el mismo periodo de 2014. “En la Región Metropolitana vemos una tendencia creciente en el uso de las autopistas y esta realidad tiene relación con varios factores como el permanente aumento del parque automotriz, el déficit de infraestructura para el Transantiago, la necesidad de nuevas líneas de Metro y la evaluación –de parte de los usuarios- de que pese a la congestión en las horas punta, el tiempo de desplazamiento es menor en las vías concesionadas”, dijo el presidente de Copsa, Juan Eduardo Saldivia.

Agregó que la solución para enfrentar la congestión es el desarrollo de más y mejor infraestructura y el mejoramiento del transporte público. “Si el transporte público es deficitario, los chilenos seguirán comprando autos, seguirán prefiriendo el uso del auto por sobre el transporte público y una vez en las calles, seguirán optando por las autopistas urbanas”, afirmó Saldivia.

El presidente de la asociación de concesionarias destacó que el flujo vehicular ha aumentado constantemente en los últimos años y que “en períodos de menor crecimiento económico como el actual, de igual forma sigue aumentando dicho flujo”. Añadió que “si uno proyecta y hace un promedio diario, todos los días del año ha habido más circulación de autos”.

Rutas interurbanas

Desde enero a agosto de 2015, el tráfico total de vehículos (livianos y pesados) en las rutas interurbanas concesionadas creció un 11,2% si se compara a iguales meses de 2014, cifra superior en 5,1 puntos porcentuales respecto al experimentado entre los años 2014 y 2013 para el mismo período. El mayor incremento se observa en los vehículos livianos (12,3%), que representa casi el doble que la tasa de crecimiento en el flujo de vehículos pesados (6,7%). “Pero el flujo de vehículos pesados también sigue subiendo”, dijo Saldivia.

La Intensidad Media Diaria (IMD), que mide el flujo vehicular en un día promedio del periodo, mostró un crecimiento de 3,3%, si comparamos los primeros ocho meses de 2015 y 2014. En términos del tipo de vehículo, el IMD de los vehículos livianos tuvo una expansión de 5,0%, mientras que el de los vehículos pesados cayó en -1,8%. Como es de suponer, este incremento de la Intensidad Media Diaria se origina principalmente en la Ruta 5, donde sube un 6%; en las rutas transversales, en cambio, esta intensidad cae en -16,6%, contrastando con lo registrado el año anterior cuando la IMD había subido 23,2%.

Juan Eduardo Saldivia señaló que estas cifras demuestran que “a pesar de lo que se ha publicado sobre el reajuste de tarifas, parece ser que el uso de las autopistas no tiene ninguna elasticidad en relación con el precio, por el contrario está demostrando ser bastante inelástica”.

Aeropuertos

Entre enero y agosto de 2015, el transporte total de pasajeros en los aeropuertos concesionados tuvo un alza de 4,6% respecto de igual período del año anterior, con casi 12 millones de pasajeros transportados (11.966.440). De éstos, el 54,6% corresponden a vuelos nacionales, con 6.527.838 pasajeros, cifra que es prácticamente igual a la registrada en 2014 (6.527.967), lo que se explica, en gran medida, por una baja del tráfico en rutas asociadas a zonas mineras.

Distinto es lo observado en el transporte internacional de pasajeros. En estos ocho meses del año experimentó un aumento de 10,7% respecto de igual período de 2014. “Creemos que estas cifras (de 2015) están influenciadas positivamente por el evento Copa América, que tuvo lugar entre el 11 de junio y el 4 de julio”, dijo Saldivia.

Tanto en el transporte de pasajeros como en el de carga, la participación de los aeropuertos concesionados superó el 99% del total de los pasajeros y carga transportada en vuelos comerciales. En el caso de la carga, el transporte total por estos aeropuertos alcanzó a 172.712 toneladas, lo que representa un decrecimiento promedio de 12,5% respecto de 2014. La carga transportada a nivel nacional bajó un 7% y la internacional un 13%.

Hospitales concesionados

Durante la entrega del reporte de concesiones, el presidente de Copsa también habló de los hospitales concesionados junto gerente general de la Sociedad Concesionaria San José Tecnocontrol, César Gómez, quien administra la concesión de los hospitales de La Florida y Maipú.

“Como algunos señalan, es correcto decir que concesionar una autopista no es lo mismo que concesionar un hospital, pero eso no implica que no se pueda hacer, más aún si se hace bien”, dijo Juan Eduardo Saldivia. El gerente general de San José Tecnocontrol acotó que la diferencia es que en una concesión de autopistas se concesiona todo el negocio, en cambio en el caso de los hospitales no está concesionada la salud. “No es una concesión sanitaria lo que tenemos, no tiene nada que ver con eso, lo que tenemos es la concesión de hospitales, y de la concesión de hospitales no dependen los médicos, ni las enfermeras, ni las UTIs ni la atención de urgencia, ni los pabellones, ni los servicios médicos. La concesión de hospitales quiere decir que se entrega a un privado para que lo construya y luego lo mantenga y administre ciertos servicios, no los de salud, durante 15 o 18 años”. Es decir, añadió César Gómez, “la mantención de toda la infraestructura nos corresponde a nosotros por 15 años, con costo cero para la dirección del hospital y para el Estado”.

A juicio de Saldivia, hoy existe “un cierto ambiente contra la participación del sector privado en la infraestructura pública. Sin embargo, “con o sin concesiones, los hospitales igual los van a construir un privado, la diferencia es que sin concesiones la mantención la tendrá el Estado, pero sin los compromisos a los que están obligados los concesionarios”.

En cuanto a los costos de construcción, Saldivia indicó que no hay diferencias sustanciales entre un hospital concesionada y uno construido directamente con financiamiento estatal. “El hospital más caro, reiteró, es el que no se construye”.

Al término de la conferencia de prensa, Juan Eduardo Saldivia recordó que en el modelo de asociación público privado “hay un rol que juega el gobierno y otro el privado. De repente, echamos de menos al socio Estado, explicando las razones que están detrás de un determinado contrato, el que ha sido diseñado, licitado y fiscalizado por el Estado. Echamos de menos la complementariedad”.