El presidente de la Asociación de Concesionarios de Obras de Infraestructura Pública, Copsa, Juan Eduardo Saldivia, enfatizó la necesidad de contar con una nueva institucionalidad de Concesiones que no dependa de los ciclos políticos y que proyecte las inversiones que Chile necesita en el largo plazo.

 

En el marco del seminario “Infraestructura para el Desarrollo” organizado por la Sociedad de Fomento Fabril, Sofofa, el presidente Copsa, Juan Eduardo Saldivia, habló sobre la importancia que ha tenido el Sistema de Concesiones para el desarrollo del país y de la necesidad que tiene el Estado de fortalecer la política pública que hay detrás de este instrumento. “De acuerdo a cifras entregadas por la Cámara Chilena de la Construcción, tenemos un déficit en infraestructura cercano a 150 mil millones de dólares al 2025 y nos preguntamos qué haremos para enfrentar este problema, ¿puede resolverlo el Estado?, dijo Saldivia.

El presidente de Copsa agregó que la industria de concesiones se creó en los años ´90 como una política pública cuyo objetivo principal era que los privados participaran de proyectos licitados por el Estado para que éste pudiera redistribuir sus recursos en obras que aportaran a la disminución de la brecha de equidad del país. “Hoy –remarcó- tenemos nuevos problemas que enfrentar y uno de ellos tiene que ver con los ciclos políticos y cómo stos afectan la concreción de los planes y proyectos de concesiones. Y es acá donde vemos que tenemos el desafío de generar una nueva institucionalidad para la política de concesiones, para que se fortalezca y pueda seguir desarrollándose”.

Al referirse al éxito del Sistema de Concesiones y a los problemas que enfrenta, señaló que “tenemos más de 16 mil millones de dólares de inversión en concesiones. Sin embargo, hoy podemos ver algunos atisbos de decaimiento. La primera señal es la participación de la inversión adjudicada en relación al PIB”, destacó Juan Eduardo Saldivia.
Al dar la bienvenida al seminario, el presidente de la Sofofa, Hermann von Mühlenbrock, recalcó el importante rol del modelo de concesiones para la reactivación económica del país y se refirió a cómo Chile debe tener un Estado que defina las prioridades en base a las necesidades de la ciudadanía y un sector privado que ejecute proyectos de manera responsable. Agregó que el empresariado chileno no es estático y que no elude los cambios y que mientras se respeten las reglas del juego, las empresas deben ser capaces de adecuarse a las condiciones del entorno. “Invito a los panelistas y asistentes a reflexionar y discutir sobre las tres áreas que abarca la infraestructura en Chile: aéreo, marítima y terrestre y cómo estás son un pilar fundamental en el crecimiento económico”, dijo von Mühlenbrock.

El presidente de Ultramar, Richard von Appen, indicó que “son muchos los desafíos que tenemos en infraestructura portuaria y en los últimos años hemos podido ver que el transporte marítimo es fundamental para el desarrollo del comercio exterior del país. El sector portuario tiene unos niveles de eficiencia importantes en comparación con otros servicios”. Agregó que “necesitamos saber cuál es el Chile que queremos en 20 años más. Tenemos que buscar una fórmula para competir y planificar y la infraestructura es indispensable para eso”.

Von Appen coincidió en la urgencia que requiere contar con una entidad público-privada que tenga la capacidad de mirar y planificar el futuro. “Una política de Estado y no de Gobierno”.

En su intervención, el gerente General de Chile Latam Airlines Group, Gonzalo Undurraga, señaló que “los operadores aéreos chilenos somos un referente para nuestros pares, nuestra tasa de accidentabilidad es una de las más baja de la región. Pero claramente, existe una necesidad de mejorar en muchos otros aspectos”.

“Tenemos desafíos importantes, que más chilenos tengan la posibilidad de volar y que más extranjeros vuelen a Chile y para eso necesitamos una máxima coordinación entre los privados y el Estado”, indicó Gonzalo Undurraga.
Para cerrar el seminario, el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, habló de las concesiones de Obras Públicas como una política exitosa del Estado e invitó a “construir, de aquí a diciembre, un consenso en materia de concesiones”, en el cual entren los temas de la institucionalidad, la calidad del servicio para el usuario final, el mayor financiamiento y las obras complementarias que se requieran hacer durante los contratos. Se refirió a la Agenda de Infraestructura, Desarrollo e Inclusión “Chile 3030”, que implica alcanzar hacia el año 2030 una inversión total de 30 mil millones de dólares, mientras que en los primeros 20 años del sistema de concesiones (19952015), la inversión total ha sido de 19.142 millones de dólares, informó el Secretario de Estado.