El presidente de la Asociación de Concesionarias de Obras de Infraestructura Pública, Copsa, Juan Eduardo Saldivia, participó en una mesa de trabajo sobre infraestructura, durante el Foro Internacional de Inversiones 2016, organizado por el Comité de Inversiones Extranjeras (CIE).

“Chile, en materia de inversiones, da seguridad jurídica y para los inversionista eso es primordial”, aseguró el presidente de la Asociación de Concesionarias de Obras de Infraestructura Pública, Copsa, Juan Eduardo Saldivia, al participar en una mesa de trabajo sectorial durante el Foro Internacional de Inversiones Chile 2016, organizado por el Comité de Inversiones Extranjeras (CIE). El encuentro, que fue inaugurado este martes 12 de enero por la Presidenta Michelle Bachelet, junto al ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, y el vicepresidente ejecutivo del Comité de Inversiones Extranjeras (CIE), Vicente Mira, convocó en el Hotel W a más de 60 ejecutivos de 26 países, interesados en invertir en diversos sectores de la economía local.

Además del presidente de Copsa, en la mesa de trabajo sobre infraestructura participaron los ministros de Obras Públicas y de Transporte y Telecomunicaciones, Alberto Undurraga y Andrés Gómez-Lobo, respectivamente –quienes expusieron sobre los principales proyectos de sus respectivas carteras-; el expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, consejero del Consejo de Políticas de Infraestructura (CPI), y el coordinador de Concesiones del MOP, Eduardo Abedrapo.

En la ocasión, el ministro Undurraga reiteró el llamado del gobierno a construir con los privados un nuevo consenso en concesiones, que asegure que la cartera de inversiones se mantenga independiente de los gobiernos de turno, y enfatizó que el Estado chileno respeta los contratos con los inversionistas.

Sobre lo mismo, Juan Eduardo Saldivia enfatizó que “quien decide qué se concesiona cuándo y bajo que modalidad, es el Estado” y coincidió con el Ministro de Obras Públicas en que “en Chile los contratos son defendidos y respetados por el Estado”. Destacó también como algo positivo para los inversionistas el que “el sistema de concesiones tiene un mecanismo de solución de controversias que trasciende y es independiente de los gobiernos” y que “cuando las cosas se hacen bien los proyectos de inversión se aprueban en los plazos”.

Para el representante de las concesionarias, Chile es también un buen lugar para invertir porque “existe en el país un sistema financiero robusto que tiene experiencia en financiar proyectos de 20 o 30 años plazo”. Añadió, además, que los chilenos tienen una cultura de pago de sus deudas, poniendo como ejemplo de ello el caso de las autopistas urbanas. “A principios de los 2000, cuando se estudiaba la posibilidad de ejecutar las autopistas urbanas con sistemas de free flow y con sistema de telepeajes, la gran duda era si los chilenos iban a pagar la cuenta que les iba a llegar mensualmente a sus casas, y la verdad es que ese pago está sobre el 95%”, dijo. Reconoció, sin embargo, que “los sistemas enforcement son bastante precarios para aquellos que no pagan y es una de las cosas que tenemos que corregir”.