• La Asociación de Concesionarios de Obras de Infraestructura Pública, Copsa, reunió a más de 600 personas en la séptima versión del Congreso Nacional de Concesiones. La Primera Mandataria, junto al ministro de Obras Públicas y el presidente de Copsa, inauguraron el encuentro.
 
Santiago, 30 de agosto de 2017.- Las palabras de la Presidenta de la República Michelle Bachelet Jeria, como invitada de honor, marcaron el inicio del VII Congreso Nacional de Concesiones, evento que cada año organiza la Asociación de Concesionarias de Obras de Infraestructura Pública, Copsa, y que convoca a los actores clave de esta industria, tanto del ámbito privado como público.
 
“Es una oportunidad para continuar fortaleciendo y perfeccionando el Sistema de Concesiones que en 24 años de existencia ha permitido concretar inversiones fundamentales para nuestro país”, dijo la Primera Mandataria ante una concurrencia de más de 600 asistentes, entre los que estaban los ministros de Obras Públicas, Alberto Undurraga; de Transportes (s), Carlos Melo; los embajadores de Italia, Marco Ricci,  y de Colombia,  Álvaro Echeverry; parlamentarios; expertos en infraestructura, desarrollo urbano y asociación público privada;  y los más altos ejecutivos de las empresas concesionarias y de los consorcios que las conforman. 
 
Bachelet hizo un balance en materia de infraestructura y remarcó la relevancia de este encuentro que permite a públicos y privados trabajar unidos para lograr los mayores desafíos para el país, entre los que está el cambio climático, uno de los temas de la séptima versión de este encuentro. “Nuestro país enfrenta un desafío mayor respecto del cambio climático y qué bueno que en esta sala haya tanta consciencia de ello”. Agregó que el país se está preparando para adecuarse al cambio climático, pero que es necesario hacer más y unir fuerzas entre los sectores público y privado.
 
El ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, destacó las inversiones realizadas por su cartera y la proyección estimada de 16 a 20 proyectos licitados que espera concretar a marzo de 2018. “Vamos a igualar o superar el récord histórico de 4 concesiones adjudicadas por año”. El secretario de Estado se refirió, además, a las 3 convicciones que han orientado el trabajo del Ministerio: Chile puede ser un país desarrollado económicamente y con equidad, lo uno sin lo otro no es suficiente; nuestro país se construye entre todos, por lo tanto, las políticas públicas deben ser consensuadas y permanentes en el tiempo; y las obras públicas son obras del Estado y trascienden a los gobiernos. 
 
En su saludo inicial, el presidente del gremio, Leonardo Daneri, relevó el énfasis que este año Copsa le dio al VII Congreso Nacional de Concesiones: “Estamos aquí para conversar y debatir sobre el rol de la infraestructura para proteger, mejorar y asegurar la vida de las personas”. Agregó que “la infraestructura es mucho más que su dimensión económico-productiva. La infraestructura es la base sobre la cual construimos nuestras vidas y su adecuada planificación y ejecución mejora la calidad de vida de millones de personas y salva la vida de otros miles”.
 
Este año, el principal panel plenario del Congreso dio espacio a las candidaturas presidenciales para que presentaran sus programas de gobierno en materia de infraestructura pública. Es así como estuvieron presentes, Juan Carlos Latorre, en representación de Carolina Goic; Hernán de Solminihac,  por Sebastián Piñera;  Álvaro Díaz, quien expuso la visión de Alejandro Guillier; y Dámaso Jara, quien habló por Beatriz Sánchez.  Todos coincidieron en la relevancia que tiene la infraestructura pública para las personas y el desarrollo productivo del país. 
 
“Estamos convencidos de que la discusión sobre infraestructura para los próximos 30 años debiera estar al mismo nivel que otras necesidades críticas y urgentes.  Porque para el desarrollo y bienestar de los chilenos, una agenda estratégica sobre infraestructura es tan relevante como las necesarias reformas en educación, previsión o salud”, dijo el presidente del gremio. Y agregó que “nuestra infraestructura, en la dimensión más amplia de la palabra, se encuentra en un estado de emergencia. Emergencia porque ciertos hechos y factores están cambiando aceleradamente las condiciones de su uso y han derivado en la urgente necesidad de emprender diversas obras para afrontar este desafío”.
 
Daneri hizo alusión al cambio climático, a la presencia de una ciudadanía más exigente e informada, a la necesidad de “engordar Chile” con una ruta longitudinal costera y otra a pie de monte, porque “la Ruta 5 se encuentra amenazada en diversos puntos críticos a lo largo de Chile y necesitamos  dotar de redundancia y resiliencia a la red neurálgica del país”. 
 
El presidente de Copsa no dejó fuera el impacto que ha causado en las vías la duplicación del parque automotriz en una década; la adaptación de la infraestructura a las nuevas tecnologías, como los vehículos de conducción autónoma; y la urgencia de volver a crecer y recuperar competitividad. “El país tiene que invertir en autopistas urbanas, puertos, ferrocarriles, pasos fronterizos y aeropuertos para mejorar las capacidades logísticas que permitan mantener la competitividad de nuestra economía”.
 
Finalmente, Leonardo Daneri aclaró que las concesiones de obras son una herramienta más para generar infraestructura, dentro de los múltiples instrumentos que existen y están disponibles. “Nuestra posición como gremio es que todas las formas para desarrollar infraestructura son válidas y necesarias. Es decir, tanto las obras que impulsa el Estado y que ejecuta de forma directa a través del MOP, MINSAL, METRO, EFE o SERVIU, entre otros, como las que encarga en construcción y operación a empresas privadas, aportan al común desafío de acortar las brechas de productividad, seguridad, comodidad y justicia social que el país enfrenta y requiere”, concluyó.