Con pasos para fauna nativa: así será la nueva carretera en Chiloé

La iniciativa se realizará en la doble vía para el tramo Chacao-Chonchi de la Ruta 5 Sur. Países como Holanda, Canadá, Alemania y Austria la han incorporado desde hace años para proteger la biodiversidad.

En medio de la gira por la isla grande de Chiloé, el Presidente Gabriel Boric informó que se implementarán pasos ecológicos, destinados a la fauna nativa, en la construcción de la doble vía para el tramo Chacao-Chonchi de la Ruta 5 Sur.
Se trata de la primera construcción vial en todo el país que incluirá esta clase de pasos.
En lo concreto, las obras permitirán mejorar y ampliar la Ruta 5 Sur: tendrá una extensión de 126 kilómetros y abarcará a Ancud, Dalcahue, Castro y Chonchi. Se estima que con la renovación se podrán disminuir los tiempos de viaje y el trayecto se volverá mucho más seguro que antes.

Por qué se crearán pasos ecológicos en carretera de Chiloé?
Todos los años, son cientos los animales que mueren por ser atropellados en las carreteras.

Según un estudio de la CONAF, que incluyó registros entre 2010 y 2018, los ejemplares de la fauna nativa que se ven más afectados -en caminos que cruzan o están dentro de áreas protegidas-, son los picaflores, zorros, pudúes, huemules y guanacos.
Bajo ese panorama, los pasos ecológicos son una iniciativa de conservación que busca que haya un flujo seguro para los animales a través de una estructura adaptada con vegetación, teniendo en cuenta que alrededor hay autopistas. De esa manera, se frena la cantidad de atropellos y se protege a las especies autóctonas en su propio hábitat.

“Quiero destacar que en este proyecto vamos a incorporar pasos ecológicos para la protección de la fauna nativa, como lo son los pudués, los zorros chilotes, entre otras especies que van a poder atravesar por áreas de paso sobre la carretera con vegetación y follaje natural evitando ser atropellados”, aseguró el Presidente Boric.

“En esta idea de pasar la posta, nuestra apuesta es que en el futuro la Ruta 5 tenga un alto estándar y llegue hasta Quellón”, complementó.

También llamados puentes verdes o pasos de fauna nativa, estas estructuras se pueden representar como túneles, drenajes e incluso azoteas verdes. No se trata de una práctica nueva: países como Holanda, Canadá, Alemania y Austria la han incorporado desde hace años para proteger la biodiversidad.

 


Fuente: La Cuarta