On /by copsa/in noticia

FREE FLOW IMPULSA ALZA EN USO DE PEAJES, AUNQUE ADULTOS MAYORES OPTAN POR CASETAS

Pese al aumento, que llega hasta el 30%, el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, afirma que la penetración del tag ha sido paulatina, especialmente en quienes prefieren el sistema manual.

EL MERCURIO.- Una de las iniciativas del Gobierno que marcó 2018 fue el inicio de la implementación del plan Chile Sin Barreras, que consiste en habilitar pórticos de telepeaje en las autopistas interurbanas para así disminuir posibles congestiones en fines de semana largos y el tiempo de desplazamiento.

Y, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la tecnología ya muestra un impacto: si las pasadas por peajes en las autopistas interurbanas entre enero y julio del año pasado habían crecido hasta 8% en comparación con el mismo período de 2017, desde agosto en adelante el aumento de la cifra alcanzó un 30%.

Así, si en julio de 2017 hubo 32 millones de vehículos que pasaron por peajes, en julio de 2018 la cifra fue de 33 millones, mientras que la comparación de agosto de ambos años revela un crecimiento de 31 millones a 40 millones.

La iniciativa

El programa partió a fines de julio con la puesta en marcha de pórticos de tag en la autopista Radial Nororiente, a lo que le siguió en septiembre la aplicación de free flow en el peaje de Lampa de la Ruta 5 Norte y a mediados de diciembre se inició la habilitación del sistema en la Ruta 68.

Eso sí, pese al crecimiento en el número de pasadas, una consecuencia lógica de la instalación de nuevas plazas, el uso del telepeaje ha sido más lento de lo esperado. Esto, en consideración que los vehículos deben tener instalado el tag para hacer uso del free flow.

De acuerdo con el subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, ‘ha funcionado bien el sistema de telepeaje, pero hemos visto, eso sí, que la tasa de uso no ha crecido con la rapidez que esperábamos. Hay personas que todavía no están completamente informadas de que pueden utilizar el tag sin requerir de una inscripción adicional o especial a los pórticos de Santiago’.

La autoridad explica que en el caso de la Ruta 68, ‘hasta hace unos meses la tasa de uso de las vías sin casetas era de alrededor de 60%; esperábamos que a estas alturas estuviera por sobre el 70%; sin embargo, vemos un promedio de uso del 65% y en horas punta la tasa de uso alcanza solo el 68%’.

Palacios apunta al perfil de quienes prefieren seguir usando el pago manual: ‘Si observamos, el grupo etario que lo sigue utilizando son sobre todo adultos mayores’. En esa línea, se trabajará con la empresa que administra la ruta ‘con el fin de invitar a la gente a perder el temor a esta tecnología y a usar el sistema con más beneficios’.

Por su parte, Leonardo Daneri, presidente de la Asociación de Concesionarias (Copsa), dice que el aumento de pasadas se explica por ‘el crecimiento del parque automotor y la apertura de los nuevos pórticos’.

Sobre el uso del tag, plantea que ‘durante el año irá aumentando la utilización’ y, en el caso particular de la Ruta 68, cifra en ‘73% de personas pasando por los pórtico.

Ver artículo

FUENTE: El Mercurio, martes 19 de febrero de 2019